8 pasos para librarte de tus deudas

  • Calcula el importe total de tus deudas: El primer paso que debes tomar para deshacerte de tus deudas es admitir que tienes deudas, y estar dispuesto a librarte de ellas. Calcula detenidamente la cantidad total de dinero que debes. Deshazte primero de las deudas con los tipos de interés más altos, esto te ayudará a ahorrar bastante dinero. Es muy difícil solucionar tus problemas si no tienes claro cuál es tu situación financiera.
  • Calcula tus gatos y evita añadir ni un solo euro a la cantidad que debes: Es hora de que dejes de malgastar dinero así que tienes que cambiar tus hábitos a la hora de gastar. Vigila cuidadosamente la cantidad que ganas y tus gastos básicos e intenta disminuir los gastos tanto como te sea posible. Todo esto significa un cambio en tu forma de vida. Evita por todos los medios añadir ni siquiera un euro a tu ya agobiante deuda, por ejemplo, utiliza una tarjeta de débito en vez de una tarjeta de crédito, de forma que sólo puedas utilizar la tarjeta si tienes dinero en tu cuenta.
  • Exprimir cualquier dinero adicional y acelera los pagos de tus deudas: Recorta tu forma de vida y utiliza cualquier dinero extra que recibas para despejar tus deudas más rápidamente. Elimina una deuda cada vez, deshazte de la que tenga los tipos de interés más altos primero, con lo que ahorrarás mucho dinero.
  • Elegir el método más adecuado para cancelar tus deudas: Hay varias opciones para solucionar tus deudas, pero seleccionar la opción más apropiada es lo más importante, ya que un mal paso puede arruinarte el futuro. La elección del método para solucionar tus deudas debe depender, idealmente, del tipo y de la cantidad de deuda que tengas.
  • Elegir la empresa adecuada: Las empresas de la consolidación de deudas están apareciendo como setas en España, por lo que es muy importante que busques ayuda para solucionar tus deudas en una empresa adecuada.
  • Elimina tus tarjetas de crédito: en cuanto hayas acabado de pagar de las deudas de una tarjeta de crédito cancela la cuenta inmediatamente. Deja las tarjetas de crédito en casa para evitar la tentación de utilizarlas. Nunca pagues las deudas de una tarjeta de crédito con otra, ya que tiene algunas desventajas. Cada tarjeta de crédito es una fuente de posibles deudas. Ten presente que las ofertas de lanzamiento pueden ser muy tentadoras pero no ser tan buenas después de cierto período de tiempo.
  • Ten cuidado con los intereses de tu hipoteca: Los intereses de los préstamos hipotecarios son mucho más bajos en comparación con los intereses cobrados por deudas con tarjetas de crédito. Además los intereses de una hipoteca son deducibles, por lo que mucha gente utiliza dinero de sus hipotecas, sin embargo, si el dinero se utiliza para pagar las deudas de tarjetas de crédito, la deuda se vuelve a disparar.
  • Contrata ayuda profesional: Para algunos el gastar dinero es un problema psicológico, puede ser un hábito o una adicción como el alcohol, el juego o las drogas. Los problemas sociales como el divorcio y la pérdida de trabajo o emergencias inevitables como enfermedades también pueden ser una causa, en tales casos, es aconsejable buscar consejo financiero profesional.

Si sigues las sugerencias anteriores con consistencia obtendrás resultados económicos fructíferos en el futuro. Mira tu situación actual como una experiencia de la que aprender y te liberarás pronto de tus deudas.

Buscar mas información: