Cómo calcular cuántos intereses voy a pagar por mis compras financiadas

Hoy en día, la mayoría de establecimientos permiten adquirir productos de todo tipo sin necesidad de pagarlos al contado.

En un principio, la financiación se usó para vender productos cuyo coste era relativamente elevado en relación con los salarios que existían. Era una forma de hacer llegar los productos al máximo número de clientes. En la actualidad, la financiación se ha extendido a prácticamente todos los sectores comerciales, e incluso es posible hacer la compra y pagarla poco a poco con alguna tarjeta de crédito.

Los ejemplos de bienes y servicios en los que se suele recurrir a la financiación pueden ser: la vivienda, los medios de locomoción (coches, motos, etc.), los viajes de elevado coste (vacaciones, luna de miel), los electrodomésticos, los muebles... y un largo etc.

Veamos ejemplos de cómo calcular los intereses de una compra de alguno de estos bienes.

Calcular los intereses que pagaremos al comprar una vivienda

La compra de una vivienda suele hacerse casi siempre a crédito (préstamos hipotecarios). El elevado coste y los largos plazos de vida de los créditos hipotecarios (entre 20 y 50 años), hace que la cantidad de intereses a pagar sea muy elevada.

Pero pensemos que los intereses no son en su conjunto una ganancia de la entidad prestamista, sino que hay que tener en cuenta el lucro cesante, es decir, lo que deja de ganar el banco durante esos años por ese dinero que nos ha prestado. Si los tipos de interés medios de las inversiones son de un 5 %, los bancos tendrán que cobrar más de ese 5 % para ganar dinero. De otra forma, les convendría más invertir que dejarnos el dinero.

Ejemplo

  • Crédito hipotecario de 180.000 €
  • A 20 años: cuota mensual de 1.263,75 euros.
  • TAE 5,879 %
  • Un total de gastos de registro, notario, impuestos, etc. de: 21.307,64 euros.

Por las cuotas, pagaremos en 20 años (suponiendo estabilidad de los tipos en ese periodo):

  • 20 años = 240 meses
  • 240 cuotas x 1.263,75 = 303.300 €
  • 303.300 – 180.000 = 123.300 € de intereses en 20 años.

Cualquier página web de una entidad financiera nos ofrece simuladores de préstamos hipotecarios donde podemos realizar estos cálculos, como por ejemplo, la página de La Caixa.

Calcular los intereses que pagaremos al comprar un coche

En la actualidad, los vendedores de coches están siguiendo una estrategia parecida a la de los vendedores de viviendas: cada vez alargan más el plazo de los créditos, para que las cuotas mensuales resulten más asequibles y el mercado crezca en ventas.

Ejemplo

  • Compramos un coche que nos cuesta 18.000 €
  • Lo financiamos a 5 años.
  • La cuota a pagar será de 356,69 € / mes.

Al final de los 5 años habremos pagado:

  • 60 meses x 356,69 = 21.401,40 €.
  • 1.401,40 – 18.000 = 3.401,4 € de intereses.

Fórmula para calcular cuántos intereses pago

Como vemos, al pago total se divide en principal e intereses. El montante total de los intereses será el pago total menos el capital principal:

  • T = P + I
  • I = T – P

En este sitio web podemos calcular distintos importes para la compra de un vehículo financiando a diferentes plazos.

Conclusión

En definitiva, al financiar cualquier producto, la mejor manera de conocer cuánto pagaremos en realidad es conocer las cuotas mensuales y los posibles gastos de tramitación, apertura, estudio, etc. de la operación (los sumaremos al total a pagar).

El tipo de interés es un dato aproximativo, pero no decisivo para comparar diferentes propuestas de financiación. Esto es porque a veces nos dan un tipo de interés bajo que puede ser mensual, por ejemplo, y que luego resulta más desfavorable. O un tipo de interés bajo pero con otros gastos asociados que no se incluyen en ese tipo. Por tanto, debemos saber las cuotas mensuales que pagaremos, los gastos iniciales si los hay y el plazo.

Calculando el total pagado al final de la operación de financiación sabemos el montante final de los intereses pagados: el pago total menos el capital principal.

Buscar mas información: