¿Cuál es la diferencia entre consolidar una deuda y negociar una deuda?

Una vez sabes cuales son tus objetivos y tus opciones para pagar tus deudas necesitas saber cuál es la mejor opción para ti.

Una vez sabes cuales son tus objetivos y tus opciones para pagar tus deudas necesitas saber cuál es la mejor opción para tí.

Es muy importante que entiendas la diferencia entre:

  1. Consolidación de deudas.
  2. Negociación de deudas.

La consolidación y la negociación de deudas tienen sus ventajas e inconvenientes. Para ver las ventajas de la consolidación de deudas pincha aquí y para ver las ventajas de la negociación de deudas pincha aquí.

Comparada a la consolidación de deudas, la negociación puede parecer ventajosa, ya que realmente negocias con los acreedores para no tener que pagar parte del dinero que te habían prestado y cancelarlo como mala deuda.

Imagínate que Pepe le pidió prestados a un banco 1000€. Cuando el banco le pide a Pepe que le devuelva el dinero Pepe le dice al banco que le dará 400€ si le perdona los 600€ restantes. Algunas veces los acreedores aceptan estos acuerdos, ya que puede costarles mucho esfuerzo y a veces más dinero recuperar los restantes 600€.

Aunque esto puede parecer un sueño convertido en realidad, tiene muchos inconvenientes asociados:

  1. Se mostrará en tu historial financiero que llevaste a cabo una negociación y que llegaste a un acuerdo en el que no pagaste toda tu deuda.
  2. Aunque es una opción mejor que tener una deuda en tu historial, es muy perjudicial para tí, ya que cualquier acreedor futuro verá que no has pagado la cantidad total de tu deuda en el pasado.

¿Cuándo deberías elegir consolidar tu deuda y cuándo negociarla?

  1. Si tienes deudas pendientes con más de un acreedor te conviene la consolidación de deudas.
  2. Si crees que tienes demasiadas deudas, que no hay manera de que puedas pagarlas y que puedes llegar a la bancarrota, en ese caso la negociación de deudas es la solución correcta para ti.

Buscar mas información: